Inicio Ejercicio Quemadores de grasa, cómo usarlos y qué contienen

Quemadores de grasa, cómo usarlos y qué contienen

Compartir

Quemadores

Los quemadores tienen dos tareas principales y obedecen a su tipo: lipotrópico: evitar la acumulación de grasa y, termogénico: hacer de la grasa que ya tenemos una fuente directa de energía.
Un ingrediente común en los quemadores de función lipotrópica es la Garcinia Cambogia, una planta la cual contiene HCA o ácido hidroxicítrico, cuya tarea principal es limitar la transformación de hidratos de carbono en grasa. En los termogénenicos, muchas veces podemos encontrar la cafeína lo cual estimula el Sistema Nervioso Central y así eleva la temperatura con la idea de perder la mayor cantidad de la grasa acumulada.
El quemador antes de otra cosa es un suplemento del entrenamiento, es decir, debe tomarse cuando ya se ha cumplido con la tarea de modificar los hábitos de alimentación y actividad física o entrenamiento como mínimo para ayudar a lograr el objetivo (pérdida de peso, reducción de talla, fortalecimiento muscular), y siempre bajo la supervisión de un especialista que comprenda el funcionamiento del agente que estás metiendo a tu cuerpo, ya seas un principiante o un atleta de alto rendimiento.
Más de 5 ingredientes pueden ser la base de un quemador, sin embargo en la mayoría de los mismos encontraremos la L-Carnitina, elemento que favorece el traslado de ácidos grasos del torrente sanguíneo al interior de las células para su utilización como energía, evitando así su acumulación.

Sin embargo, también debemos de cuidar los que contengan elementos de tipo hormonal, como triyodotironina que actúa directo sobre la tiroides, lo que puede generar un proceso dañino e irreversible en tu metabolismo.Quemadores-de-grasa

De la misma forma, distintas son sus presentaciones: líquidos, cápsulas y comprimidos son las más populares. Dependiendo de la absorción se establece tiempos aproximados para que el quemador tenga un ambiente propicio para cumplir con su función. Por ejemplo, es un mito que la L-Carnitina administrada justo antes de entrenar y justo después tenga el efecto deseado por que el pico máximo en sangre ya disponible para realizar su tarea es de 2 a 3 horas, variando principalmente por la presentación usada como ya se ha mencionado antes.
Dosis general de L-Carnitina: 1000 mg de 2 a 3 veces por día.
Como todo suplemento se debe comenzar con dosis bajas y verificar que no presentes diferentes efectos a los propios de los ingredientes que utilice tu quemador y así poder incrementar la dosis de manera progresiva hasta lograr la adecuada a tu organismo.
Generar el ambiente interno adecuado para que tu quemador funcione, es algo que nos toca a nosotros se logra con ejercicio aeróbico, nada dará más resultados para perder u oxidar grasa que el llamado cardio, una opción muy utilizada actualmente es el método de intermitencias.
Punto también a tener en consideración es que cuando se usan quemadores damos al cuerpo estímulos externos, los cuales debemos balancear. Es por ello que deben procurarse con cierta regularidad en el día y no sólo en el momento del ejercicio en la mayoría de los productos. Así que la ingesta del quemador se repetirá a lo largo de tu jornada de la manera en que tu entrenador especializado lo establezca.
Ya lo sabes, aventurarte a utilizar un quemador no es cosa de moda o un simple capricho, debe hacerse bajo y una vez que se ha determinado que es el suplemento ideal para tu entrenamiento.

Ojo: el término quemar grasa es un dicho popular, lo realmente correcto es oxidar la grasa.

quemagrasas

Diego Almeida
EP Smart Fit

Dejar una respuesta