Inicio Ejercicio Qué debo saber para ser vegano

Qué debo saber para ser vegano

6 cosas que debes saber antes de hacerte vegano

Una cosa es cierta, si alguien es vegano ¡Te lo hará saber! Y no sólo porque sea una de las tendencias más saludables y comprometidas con la naturaleza, sino porque es un estilo de vida. Hoy en días, los veganos tienden a tener una mala reputación, por ser percibidos como “superiores” y porque la verdad, tienen buenos argumentos para alejarnos para siempre de los alimentos de origen animal.
Si bien hay muchas razones sólidas por las que alguien podría decidir ser vegano, como la preocupación por el medio ambiente o los animales, también podría interesarle lo que una dieta basada en vegetales puede hacer por su salud.

Dicho esto, si desea tomar una decisión para convertirse en vegano y ver si se alinea con sus objetivos personales, hay algunas cosas que debes saber antes de dejar la carne, leche, huevos, entre otras cosas.

1- Deberás reinventar tu proteína

La primera pregunta que probablemente tengas sobre ser vegano es ¿cómo obtendré suficiente proteína? Es una digna preocupación.
La buena noticia es que obtener suficientes proteínas cuando se tiene una dieta basada en vegetales no es imposible. Solo tienes que ser un poco creativo al respecto.

Buenas fuentes de proteína vegetal incluyen frijoles, lentejas, legumbres, nueces, semillas, tofu, tempeh y proteína de guisantes, dice Vandana Sheth, R.D.N., C.D.E., portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética.
Se habla mucho de la soya porque contiene fitoestrógenos, hormonas vegetales que pueden bajar los niveles de testosterona cuando te excedes. De cualquier forma, hasta 4 raciones por día no te harían daño.

Dieta-macrobiótica
Debes buscar consumir alrededor de 30g de proteína por comida fuerte, pero como vegano debes buscar comer un poco más, especialmente porque las proteínas vegetales tienen menos leucina, aminoácido esencial crucial para el crecimiento y mantenimiento del músculo.
Necesitas 2 a 3g de leucina en una comida para alcanzar la meta de crecimiento y ganancia de tono muscular. Por ejemplo: si comes 2 tazas de frijoles, estarás comiendo 436 calorías, 30g de proteína y 2.4g de leucina. Esto comparado con 100g de bistec, te aportará 161 calorías, 30g de proteína y 3g de leucina. Es por eso que debes ser muy cuidadoso al ser vegano para no engordar y perder músculo.

2- Podrías perderte de ciertos nutrientes

Cuando se elimina la ingesta de carne, tu dieta puede llegar a carecer de vitamina B12, uno de los nutrientes claves de preocupación si se sigue una dieta estrictamente basada en plantas, dice Vandana Sheth (vocero de la Academy of Nutrition and Dietetics) a Men´s Health, ya que se encuentra predominantemente en productos de origen animal.
La proteína y la vitamina B12 no son los únicos nutrientes de los que es posible que carezcas. Cuando se sigue una dieta vegana, también puede faltar hierro, calcio, vitamina D y ácidos grasos omega-3, según una revisión publicada en el Journal of the American Osteopathic Association compilada por la Clínica Mayo.

3- ¡Ojo! Una comida no es saludable sólo porque es vegana.

Muchos de los alimentos que no son tan buenos pasan como veganos. “El problema que veo cuando las personas hacen la transición a una dieta vegana es que a menudo solo se enfocan en lo que deben eliminar de su dieta, pero se olvidan de reemplazar o sustituir esa opción con una alternativa igualmente nutritiva”, dice Sheth.
Ten en mente que si divides tu plato en 3 partes, la mitad debe tener fruta o vegetales, ¼ parte granos enteros como arroz integral o quinoa; y el resto proteína, en este caso vegetal.

4- Podrías NO perder mucho peso

Definitivamente puede bajar de peso con una dieta vegana. En un estudio publicado en la revista Nutrition, las personas que siguieron una dieta vegana durante seis meses perdieron un promedio de 7.5kg más que las personas que siguieron principalmente las dietas basadas en plantas (como los vegetarianos o aquellos que solo comían mariscos) y las personas que no excluyeron grupos de comida. Esto porque al quitar un grupo alimentario, especialmente las proteínas animales -que dan saciedad- buscarás sustituirlo con otros (y no siempre es apio o brócoli).

5- Podrías tener muchos gases e inflamación

Esto como resultado natural de incrementar el consumo de vegetales y granos enteros (mucha fibra), muchos de los cuales el estómago e intestino delgado no pueden digerir. Estos pasan por el intestino grueso dónde las bacterias “romperán” la fibra no digerida, causando gases, de acuerdo con el National Institute of Diabetes and Digestive Kidney Diseases.
Los que más podrían causarte este efecto son: espárragos, brócoli, frijoles, champiñones, calabaza; y frutas como manzana, duraznos; y granos enteros.

estomago inflamado

6- Ser vegano no tiene que costarte más dinero

Los alimentos a base de plantas, especialmente las proteínas como los frijoles y las lentejas, pueden ser significativamente más baratos que las fuentes de proteína animal.
Pero comprar constantemente frutas y verduras frescas y ver que se vuelven malas antes de comerlas puede parecer un desperdicio. Es por eso que debes planificar con anticipación y practicar preparando tus comidas con anticipación cuando realices el cambio, dice Sheth.

¡Ya tienes la info! Así que si tomas decisión, ve con un especialista antes para que te oriente sobre qué cómo y cuánto comprar.

Comments are closed.