Inicio Carrera ¿Por qué tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINES) en maratón y trail running?

¿Por qué tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINES) en maratón y trail running?

Beneficios de antiinflamatorios en carreras de larga distancia: iron man, triatlón, maratón

Para aumentar su rendimiento, varios deportistas de resistencia consumen antiinflamatorios no esteroideos (AINES) antes de las competiciones. ¡Para sentir menos los efectos del cansancio muscular! 

Los antiinflamatorios no esteroideos son un grupo muy variado y diverso de sustancias químicas con acción (como no) antiinflamatoria, analgésica y antipirética, es decir, que reducen la inflamación, el dolor y la fiebre. A diferencia de los antiinflamatorios que produce nuestro propio organismo, (Los corticoides, de naturaleza esteroidea y con efecto antiinflamatorio muy potente), su estructura química nada tiene que ver con ellos y por ello sus efectos secundarios son menores.

La acción antiinflamatoria de estos compuestos es debida a su naturaleza inhibitoria de la enzima ciclooxigenasa (compiten con el ácido araquidónico por el sitio de unión) y de ahí también su efecto analgésico, ya que actúan bloqueando la síntesis de prostaglandinas. 

Los AINES disponibles en el mercado, inhiben la actividad tanto de la ciclooxigenasa-1 (COX-1) como a la ciclooxigenasa-2 (COX-2) y, por lo tanto, la síntesis de prostaglandinas y tromboxanos. La inhibición de la COX-2 conllevaría a la acción antiinflamatoria, analgésica y antipirética de los AINES, mientras que aquellos que también inhiben la COX-1 tendrían la capacidad de causar hemorragias digestivas y úlceras (Ejemplo: el ácido acetil-salicílico).

Efectos de los 3 AINES más conocidos

  • Ácido acetil-salicílico (Aspirina) 
  • Ácido iso-butil-propanoico fenólico (Ibuprofeno) y 
  • Acetil-aminofenol. (Paracetamol)

ASPIRINA

  • Se absorbe bien y rápidamente en estómago y duodeno, dependiendo en parte de la presencia de alimentos en el estómago o el pH.
  • Se une a las proteínas plasmáticas en un 80-90% (sobre todo a la albúmina), con lo que se distribuyen en todos los tejidos corporales. Inhibe la COX-1 y la COX-2, con lo que puede tener efectos secundarios gastrointestinales, renales y plaquetarios (potencian la fibrinólisis, es decir, la degradación de las redes de fibrina formadas en el proceso de coagulación sanguínea, evitando la formación de trombos.
  • La vida media de eliminación de la aspirina es de 15-20 minutos.

IBUPROFENO

  • Se absorbe de forma bastante completa por vía oral (los alimentos reducen la velocidad de absorción, pero no la cantidad absorbida). 
  • Se une intensamente a la albúmina (alrededor del 99%) a las concentraciones plasmáticas habituales. Difunden bien y pasan al líquido sinovial, donde alcanzan concentraciones del 50-70% con respecto a las del plasma sanguíneo. 
  • Atraviesan la placenta y alcanzan concentraciones muy bajas en la leche materna.
  • La vida media de eliminación oscila entre 2 y 4 horas.

PARACETAMOL

Se le incluye clásicamente como un AINE, aunque su efecto antiinflamatorio es casi nulo.

  • Se absorbe de manera rápida y casi completa a través del tubo digestivo, teniendo una biodisponibilidad cercana al 100%. 
  • La velocidad de absorción depende fundamentalmente de la velocidad de vaciamiento gástrico. Se alcanza una concentración máxima plasmática en 30-90 minutos. 
  • Su fijación a proteínas plasmáticas es variable, pero a concentraciones tóxicas se fijan un 20-50% y su vida media es de 2-2.5 horas.

Existen estudios muy recientes, por ejemplo, que afirman que: 

“el consumo de AINES antes de los entrenamientos podría inhibir las adaptaciones a nivel de tendones, y en ratas han descubierto que la administración de AINES antes de un entrenamiento de resistencia bloquea/cancela las mejoras que se deberían producir a nivel muscular”.

Estos estudios parecen dejar claro que no es buena idea su consumo antes de los entrenamientos (salvo que haya lesión de por medio), ya que al impedir esas adaptaciones estamos anulando el objetivo básico del entrenamiento, que es la supercompensación.

¿Por qué consumen antiinflamatorios no esteroideos los deportistas?

PARACETAMOL

  • Si hablamos de competición, donde el objetivo no es conseguir adaptaciones, sino conseguir un rendimiento máximo, se ha visto cómo la administración de Paracetamol, mejora el rendimiento y el tiempo en una contrarreloj de ciclismo, sin que exista una mejora en la percepción del dolor o del esfuerzo. 
  • Así pues, parece indicar que el Paracetamol podría aumentar la capacidad de ejercicio para un mismo nivel de esfuerzo/dolor.
  • Hay que tener en cuenta que competir bajo los efectos de un analgésico tiene sus riesgo ya que el competir con mayor tolerancia al dolor expone a un mayor riesgo de lesiones (al fin y al cabo el dolor es un mecanismo de alerta del cuerpo de que está sufriendo algún daño). Además se desconocen los efectos secundarios del consumo de Paracetamol a medio y largo plazo.
  • En atletismo hay trabajos también hechos con Paracetamol en EEUU (acetaminofén) y parece que tiene también un efecto de reducción de la percepción del esfuerzo a intensidades correspondientes al umbral de lactato. 

ASPIRINA

  • Podría reducir riesgo de trombosis arterial. Otros trabajos hablan de las bondades de la aspirina en competiciones de larga duración (especialmente maratón, ciclismo en ruta, esquí de fondo, natación en aguas abiertas…). Hay estudios que dictaminan, que por ejemplo durante un maratón, los corredores pasan por una fase de riesgo elevado de trombosis arterial (formación de un coágulo en una arteria), debido a la hemoconcentración que se produce por la deshidratación. En estos casos, la aspirina, por su naturaleza como antiagregante plaquetario (por su actividad inhibidora de la COX-1), podría prevenirlo.
  • Hay otros estudios que muestran que el consumo de ácido acetil-salicílico, en comparación con un placebo, conlleva un incremento significativo de los niveles séricos de beta-endorfinas, cortisol, hormona del crecimiento PRE-ejercicio y que se asocia además a bajos niveles de cortisol POST-ejercicio.

IBUPROFENO

  • En cualquier caso, los resultados son contradictorios en función del protocolo que haya usado cada grupo de investigación para probar sus hipótesis. Por ejemplo, en un Ultramaratón de 160 kilómetros “The Western States Endurance Run”, descubrieron que la ingesta de ibuprofeno va asociado a un mayor estrés oxidativo y que además no se aprecian diferencias en el daño muscular entre quienes los tomaron y quienes no lo hicieron. El problema de estos trabajos es que no están hechos en condiciones de laboratorio con un control de lo que toma cada atleta, sino que se constató la toma de ibuprofeno por encuesta a los participantes.

Así pues, con estos datos en la mano, es difícil poder dar un veredicto acerca de la bondad de los AINES como ayuda en el desempeño de una actividad deportiva. El dolor es uno de los mayores limitantes en el rendimiento, ya que es un límite que nos pone el propio organismo para que no vayamos más allá. El poder desplazar algo el umbral de dolor para poder exigirle más al cuerpo tiene que estar a la fuerza asociado a una mejora (Como se ha demostrado en el caso de trabajos hechos con el Paracetamol en corredores de fondo) aunque claro, siendo muy conscientes de los riegos que conllevaría.