Inicio Nutrición ¿Por qué hay adictos a la comida?

¿Por qué hay adictos a la comida?

Para sobrevivir, nuestro cerebro viene equipado con Dopamina, un químico que produce sensación de placer. La Dopamina es un neurotransmisor que libera nuestro cerebro encargado -entre otras cosas- de la regulación de la producción del sueño, el humor, la atención, y el aprendizaje.
La comida estimula la liberación de Dopamina para que recordemos comer y nutrir nuestros cuerpos.
Básicamente, cualquier cosa que el cerebro perciba como disfrutable causará liberación de dopamina y construirá una liga que asocie de dónde viene ese placer. Aunque no provenga de algo estrictamente bueno.
El Alcohol, la heroína, cocaína y nicotina detonan ese “circuito de placer” en el Cerebro. Estudios han mostrado que los adictos a la droga, alcohol o cigarro y las personas con Obesidad o Sobrepeso tienen menos receptores de dopamina que el resto de la gente. Por ello, les es más difícil experimentar placer y recurren a “satisfactores inmediatos” como Fumar, Beber, usar Drogas, Apostar o Comer en Exceso.

Por qué hay adictos a la comida._2

Leptina

La Leptina es una hormona producida por los Adipositos (células grasas). Cuando los adipositos son alimentados adecuadamente liberan leptina para alertar al cerebro que disminuya el apetito y para acelerar el metabolismo de tal forma que quememos más calorías en menos tiempo.
Las Dietas muy bajas en calorías (menos de 1000kcal al día) confunden al cuerpo y lo hacen pensar que se está “muriendo de hambre”. Por lo tanto, las células grasas bajan la producción de leptina para incrementar el Apetito. Las Dietas muy altas en grasas saturadas tienen el mismo efecto.
Comer comida saludable como verduras, carnes magras y fruta en cantidades adecuadas, te ayudarán a sentir menos apetito y estimularán tu metabolismo.
Come despacio, entre más lento comas, menos probabilidades de que comas de más.

Fuente: Freedman, Rory. Barnouin, Kim. Skinny Bitch. 2005, USA

Skinny Bitch: Deja de comer porquerías y conviértete en una pinche flaca envidiable

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here