Inicio Influencers y Expertos Expertos en Nutrición Por qué es malo desayunar pan dulce y jugos

Por qué es malo desayunar pan dulce y jugos

¿Cómo desayunar pan para que engorde menos?

Por Keiji Yoshiki

Nutriólogo deportivo @keifitmx

Te explico por qué no es lo ideal desayunar pan dulce o jugos. Si te gustan, debes hacerlo r después de la proteína.
Además te digo cuál es el desayuno ideal, el correcto ¡y el peor! Todo con una sencilla analogía de transporte. 

¡Checa el video!

Las harinas refinadas como pan dulce, ¡engordan e inflaman! Hacen que el cuerpo libere mucha insulina (que es una hormona anabólica –creadora- de grasa) lo que produce más grasa en el cuerpo, que se aloja en el centro porque le es “más fácil” almacenarla ahí. Además de que por la acidez de las harinas, te inflama.

¿Por qué es tan malo el pan dulce y cuándo comerlo? 

Hay que comerlo en la mañana y como postre, después del plato fuerte.

Cuando recién te despiertas, vienes de un ayuno promedio de 7-8horas y tu cuerpo (cerebro) pide ayuda para funcionar ¡quiere glucosa! Y si lo primero que agarras es un pan dulce, tu cuerpo recibe esa energía ¡fácil y placenteramente! Lo mismo aplica con un jugo de naranja o muy dulce.  

El cuerpo recibe esa energía, se siente contento porque recibió un “golpazo” de azúcar, pero después te vuelve a dar hambre porque bajaron los niveles de glucosa y porque el azúcar refinada ¡NO DA SACIEDAD, NO TIENE FIBRA!

¡No es que sea “malo”! Pero no es lo ideal, si quieres mantenerte en forma y perder grasa. Si quieres pan dulce, cómelo como postre, después de haber comido PROTEÍNA: Huevos, queso, carne, pollo o incluso frijoles (leguminosas).

El cuerpo es flojo, la forma más fácil de obtener energía es a través del azúcar (pan, jugo, fruta con miel); Pero si empiezas con proteínas el cuerpo metabólicamente se esfuerza más y no alcanzas esos picos de insulina. 

Analogía con medios de transporte

  • UBER o taxi ¡Es lo más cómodo! Representa el menor esfuerzo para el cuerpo. Recibes glucosa rápidamente cuando desayunas fruta, jugo o pan dulce. No tienes que esforzarte mucho, ni quemar muchas calorías.  
  • Metro o microbús: Implica caminar, sentarte o quedarte parado; es una opción correcta, porque estás en mayor movimiento ¡implica esfuerzo! Así pasa en tu cuerpo cuando desayunas una combinación de proteínas y carbohidratos. Por ejemplo: quesadillas, sándwich, molletes; fruta con yogurt natural y semillas. 
  • Caminando o bici: ¡Más beneficios a la salud! Así como transportarte así implica moverte; tu cuerpo al desayunar proteínas, quema más calorías e implica mayor esfuerzo metabólico. Por ejemplo: huevos, nopal con queso o pollo, un plato de frijoles; carne. Así quemas más calorías, liberas menos insulina, te da saciedad y te sentirás mejor a lo largo del día. 

En conclusión, el Top 3 para desayunar: 

  • Lo mejor: Proteína
  • 2º. Lugar: Carbohidratos más proteína
  • Lo peor: ¡Solo carbos sin fibras y/o refinados!

¡Checa el Live!