Inicio Nutrición Recetas Receta de Avena Nocturna ¡El mejor desayuno!

Receta de Avena Nocturna ¡El mejor desayuno!

Receta de pudín de avena, como postre o snack

Las mañanas pueden ser complicadas y el tiempo escaso, así que, si estás buscando ideas sobre desayunos fáciles de hacer, checa esta receta que se convertirá en tu mejor aliada: la avena nocturna.

Avena nocturna: prepara tu desayuno la noche anterior

La avena es un súper grano que, gracias a su versatilidad, se puede transformar en todo tipo de platillos deliciosos. Además, es muy nutritiva, es por eso que el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) la recomienda en su Guía de alimentos para la población mexicana. 

Una ingesta diaria de carbohidratos con fibra es una excelente fuente de energía, especialmente para quienes hacen ejericico. 

La avena nocturna aporta todos los beneficios de este grano con un giro interesante, ¡No se necesita cocinarla!. Esta receta se deja refrigerar toda la noche y en la mañana ya queda lista para ser disfrutada. Sigue los pasos a continuación y verás lo rápido que se prepara.

 Ingredientes

En un envase de vidrio con tapa, mezcla los siguientes ingredientes:

  • 1/2 taza de avena de grano entero
  • 1/3 de taza de leche de tu preferencia (vaca/almendra/soya)
  • 1 cucharada de yogur griego
  • 1 cucharada de miel de abeja, miel pura de maple o néctar de agave
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 chorrito de extracto de vainilla

Preparación:

Desayuno Light

Mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados, tapa el envase y refrigera toda la noche (al menos 5 horas). En la mañana tendrás un suave y delicioso pudín de avena. 

Postre Nutritivo

Ya que tienes la base, solo te falta agregar los toppings. Esta es la parte donde te puedes poner creativo, agregar sabores para complementar, y hacerla incluso más nutritiva. Aquí te dejamos algunas ideas para llevar tu avena nocturna al siguiente nivel:

  • fruta picada (fresas, mora azul, uvas, melón, plátano, ¡escoge tus favoritas!)
  • canela
  • cereales como quínoa y amaranto
  • pasas, arándanos y bayas de goji
  • nueces como almendra, pistache y nuez de la india
  • semillas de girasol
  • coco rallado sin azúcar
  • mantequilla de cacahuate o de almendra

TIP PARA TU COMIDA LIBRE: Si quieres un desayuno dulce pero que siga siendo nutritivo, también puedes agregar trozos de chocolate oscuro o cacao en polvo.

Disfruta este consejo sobre desayunos fáciles de hacer, tanto para comer en tu casa como para llevarlo contigo a donde quiera que vayas.