Inicio Nutrición Dietas Cómo lograr mantenerte en peso luego de una Dieta, sin rebote.

Cómo lograr mantenerte en peso luego de una Dieta, sin rebote.

Si no cambias tu mentalidad: ¡Nunca estarás FIT!

Seguro has escuchado del rebote en dietas. Hay quien dice que no existe, que es solo una “recaída” al volver a comer normal; y eso tiene parte de cierto, pero la realidad es que SÍ hay cambios fisiológicos que hacen que luego de ciertos planes alimentarios, el metablismo se te haga más lento ¡y te cueste más trabajo bajar de peso o engordes más ! 

Tips para evitar el rebote en Dietas:

¿Por qué viene el rebote?

El efecto rebote se da en dietas hipocalóricas porque al comer tan poco (tanto en calorías como macronutrientes -menos de 1,000 u 800 kcal diarias-, para hombres y mujeres respectivamente), el metabolismo se ralentiza, es decir, empiezas a quemar menos calorías en reposo (mecanismo de defensa del cuerpo ante la “carestía”); y al volver a comer normal ¡o como lo hacías antes! El cuerpo guarda MÁS CALORÍAS COMO GRASA, para prevenir otra etapa “de escasez”. 

¿Cuál es la causa más común del Rebote en Dietas?

NO APRENDER A COMER ni adquirir nuevos buenos hábitos -sostenibles en el tiempo- durante la etapa en que estuviste en proceso de bajar de peso. Esto es especialmente común en personas que hacen la dieta cetogénica (o keto) y luego no continuan con la fase de “aprender a comer”; especialmente cuando sí les gustan los carbohidratos. 

Yo, Keiji, siempre les digo ¡aprendan a comer! GRACIAS A ELLO más de 70% de personas que han estado a dieta conmigo, nunca vuelven a subir de peso ¡y se  han mantenido por años! ¡Y muchos sin hacer ejercicio!

¿Y qué hay de la actitud mental?

Si no te visualizas como una persona delgada y cómo vivirías estando así, nunca lograrás de forma permanente mantenerte en el peso que te propusiste.

SI te sigues pensando como gordo y que todo te engorda o te repites que ¡no puedes mantenerte en peso! Así será. La mente, ¡manda! 

Debes pensarte como alguien delgado y vivirte así y tomar decisiones con baes en ello, por ejemplo:

Vas a una tienda de pasteles, piensa ¿Bárbara de Regil, Thalía o Martha Debayle se lo comerían..?

¿Pero nunca más postres, refrescos o panes?

¡Sí (si te encantan)! Pero ¡Sólo el fin de semana! Y recuerda que comer ¡de todo! Una vez por semana cuando NO estás a dieta, no afecta tu peso. 

¡No vuelvas a comer como lo hacías antes! Si tu nutriólogo no te da un plan de mantenimiento, ¡exígeselo! O visita a otro profesional para que te lo arme, llevándole la dieta que hacía. Hay muchos nutriólogos que somos competentes para apoyarte.

Así que aprende a comer y PIÉNSATE y VÍVETE como una persona delgada.