Inicio Nutrición La clave para bajar de peso y no subir de nuevo.

La clave para bajar de peso y no subir de nuevo.

Por qué hay gente que no logra mantener su peso.

Si estás buscando perder peso y mantenerlo a largo plazo, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Drexel en Filadelfia (EE. UU.) puede ayudarte a alcanzar tu meta. Los investigadores han descubierto que perder peso constantemente en los primeros días tras un nuevo plan de dieta – incluso aunque sean pequeñas cantidades o gramos-puede aumentar las posibilidades de lograr la pérdida de peso a largo plazo.

Tener exceso de peso puede inclinar nuestra balanza vital hacia todo tipo de enfermedades como la diabetes tipo 2 o problemas de corazón, por lo que la adopción de una dieta saludable y equilibrada se considera la mejor de las estrategias para la pérdida de peso pero, como muchas personas a dieta ya sabrán, esto no es tan fácil como parece.

Cada año, millones de personas se ponen a dieta, principalmente con el objetivo de perder peso. Sin embargo, la evidencia científica señala que hasta el 40% de esas personas que están a dieta acaban recuperando la mitad de los kilos perdidos durante los dos años posteriores.

Como ejemplo, el equipo explica que una persona que perdió 1,8 kgs en una semana, recuperó 0,9 kg la semana siguiente, y perdió 0,450 kg la semana siguiente, tenía menos posibilidades de mantener su pérdida de peso a largo plazo que aquellos que perdieron constantemente alrededor de medio kilogramos semanal sobre el mismo período de 3 semanas.


Los investigadores advierten que su estudio no puede demostrar causa y efecto entre la consistencia de la pérdida de pes
o y una mejor pérdida de peso a largo plazo. Sin embargo, Michael Lowe, líder del trabajo, cree que pueden haber identificado una estrategia eficaz para perder más peso y mantenerlo con el paso del tiempo.

“Establezca un plan de pérdida de peso que puede mantener semana tras semana, incluso si eso significa perder constantemente unos 300 gramos cada semana”, aclara Lowe a la revista Obesity.

Como ejemplo, el equipo explica que una persona que perdió 1,8 kgs en una semana, recuperó 0,9 kg la semana siguiente, y perdió 0,450 kg la semana siguiente, tenía menos posibilidades de mantener su pérdida de peso a largo plazo que aquellos que perdieron constantemente alrededor de medio kilogramos semanal sobre el mismo período de 3 semanas.

Los investigadores advierten que su estudio no puede demostrar causa y efecto entre la consistencia de la pérdida de peso y una mejor pérdida de peso a largo plazo. Sin embargo, Michael Lowe, líder del trabajo, cree que pueden haber identificado una estrategia eficaz para perder más peso y mantenerlo con el paso del tiempo.

“Establezca un plan de pérdida de peso que puede mantener semana tras semana, incluso si eso significa perder constantemente unos 300 gramos cada semana”, aclara Lowe a la revista Obesity.