Inicio Entretenimiento La Buena Suerte es ver a Luis Gerardo Méndez en Hotel Good...

La Buena Suerte es ver a Luis Gerardo Méndez en Hotel Good Luck

Compartir
qué tal está hotel good luck
la suerte es ver a Luis Gerardo en Hotel Good Luck

Es sin duda el It-boy mexicano y definitivamente la celebridad más interesante que ha surgido en los últimos 30 años. No sólo porque es más culto que “trendy”; más talentoso que “gym man”; y más transgresor y con convicciones que “queda bien”. Por eso y otras razones hay que ver Hotel Good Luck. ¡Es que de verdad! No es común que personajes de ese tamaño se presenten en un foro íntimo a dar una cátedra de actuación y a precios tan accesibles. Es mucho más cara una “borrachera” o “mega cena” y no aporta la experiencia multi-sensorial de ver cómo un personaje vive una historia compleja, que te lleva a reflexiones que difícilmente tendrías en una “repetible noche de bar”.

¿De qué va Hotel Good Luck? Toca un tema que lleva un rato ya en el inconsciente colectivo (en mi caso, desde Sliding Doors con Gwyneth Paltrow): Las Dimensiones Paralelas o Realidades Paralelas, un concepto con base científica, que de acuerdo con la teoría de los “Muchos Mundos” o “Múltiples Universos”, dicta que existen planos horizontales (realidades alternas) de diferente densidad, separadas por portales, que algunos tienen la “suerte” de poder traspasar. Estas dimensiones co-existen y se condicionan unas a otras; y de acuerdo a esta ciencia ficción (¿o no..?) podrían influir en las decisiones y tipo de vida que elegimos tener (realidades probables). Usualmente, en estas dimensiones paralelas han pasado cosas que en la “realidad” no, pero podrían…

En esta obra se ejemplifica esta teoría a través de los miedos; como dice esa frases popular (sabia, pero popular): “Lo que más miedo te da, es lo primero que te pasa”. Ya que podemos llegar a vivir aterrados por algo que sabemos que va a pasar; sin pensar que lo mejor que podemos hacer es vivir el hoy especialmente cuando contra la muerte ¡No hay nada que hacer! Y preocupados o no, va a llegar igual… Además, creo que a fin de cuentas, aunque el recorrido sea distinto, el final de la historia, siempre será el mismo…

Otra idea, que me movió “cañón”, es un punto que por ser considerado inmoral en las sociedades monógamas, pocas veces se plantea: Vale la pena perdonar una infidelidadsexual, especialmente cuando la relación entre la pareja, es más fuerte y real, que un acto carnal. Aunque estamos programados para “terminar” a partir de un evento así -dependiendo del contexto-  no vale la pena arruinarse la vida y dejar de ser felices juntos, especialmente porque (¡y no me odien, chic@s!) hablando como hombre: podemos amar con toda el alma a nuestra mujer u hombre, y una aventura sexual no significa nada… Y cuando el amor es sólido y maduro hay que tener el valor de pedir perdón y la humildad y sensatez para perdonar ¡pero perdonar de corazón! De hecho la psicoterapeuta Tere Díaz, elaboró sobre este tema en el show de Martha Debayle con estadísticas y hechos reales.

Y la principal razón para ver Hotel Good Luck es ver en acción a Luis Gerardo Méndez. ¡Neta, qué cansado! Terminé exhausto sólo de verlo… ¡Qué forma de proyectar, actuar, crear una atmósfera! ¡Qué energía de tipo! Es impresionante la calidad de su performance y cómo –aunque suene cursi- ¡deja el alma en el escenario! Y tiene ese “x factor” de las grandes estrellas, que a pesar de crear personajes; siempre llevan implícito su sello, como Johnny Depp, De Niro o Al Pacino.

Esta temporada, la Buena Suerte es que puedes ¡y debes verlo! En “Hotel Good Luck” una obra íntima, que invita a la reflexión; en el Teatro Milán (el off Broadway en México) y aprovechar la suerte de poder ver de cerca al actor-celebridad mexicano más influyente de la década: Luis Ge.

Dejar una respuesta