Inicio Keiji Yoshiki Blog Keiji Yoshiki Cómo puedo mejorar mis finanzas personales

Cómo puedo mejorar mis finanzas personales

Aumenta tus ingresos sin cambiar de empleo.

En la escuela nos obligan a aprendernos la tabla periódica, con valencias y todo; a hacer integrales y derivadas ¡y hasta a leer y analizar obras literarias -clásicos- que pueden o no gustarte pero poco te ayudarán en la parte práctica de tu vida! Una materia que debería incluirse YA, desde secundaria son las Finanzas Personales.

Finanzas personales  es un término que cubre el manejo de tu dinero en cuestiones de ahorro e inversión. Envuelve tanto presupuestos, banca, hipoteca, inversiones, plan de retiro y de impuestos.

Hay una industria entera que se dedica a educar sobre estos conceptos, en su mayoría con la finalidad de venderte algo y no para ayudarte. 

Las finanzas personales son la herramienta que necesitas para planear tus metas personales en temas financieros. Y todo depende de tu ingreso, gasto, requerimientos para vivir, y metas y deseos individuales.

10 consejos en etapa de crisis:

  1. Si no tienes la liquidez (no recibiste liquidación) o te rebajaron el sueldo ¡no es momento de pagar deudas! Suele generar “miedo” deberle al banco, pero la realizad es que en épocas de crisis. Tu foco debe estar en sobrevivir, cubriendo tus gastos personales de alimentación, techo y vestido.

En el caso de la deuda, los expertos recomiendan:

  • Pagar solo el mínimo -si lo tienes- para evitar generar más intereses.
  • Analizar las tasas de interés de tus diferentes deudas y pagar un poco más a la más cara.
  • Si hay deudas sin interés, no la pagues (salvo que sean MSI del banco, porque al no pagar la tarjeta se paga interés sobre el total).
  • En tiempos “normales” siempre paga el total de la tarjeta de crédito. Los intereses son altísimos si no lo haces, e incluyen el total de los pagos a MSI que debes.
  1. ¿No tienes fondo de emergencia (que debería ser de 3 a 6 meses de tus gastos fijos)? ¡Lo que hay que hacer es contrarrestarlo, armando un PRESUPUESTO ACTUAL más recortado y que sigas al pie de la letra! La idea es que identifiques:
    • En qué puedes ahorrar, 
    • qué puedes cortar y 
    • qué se mantiene constante.

¿Cómo se arma un presupuesto?

Es muy sencillo, solo requieres una hoja de Excel, Word, una nota del cel ¡o una hoja de papel! Y sigue estos pasos: 

  1. Pon todos los gastos que debes pagar para poder sobrevivir AL MES (gastos fijos): renta, hipoteca, luz, agua, internet, gas, comida, mínimo de tarjetas de crédito, impuestos y pagos gubernamentales. 
  2. Luego los gastos variables que tienes (un aproximado realista): entretenimiento, sociales, regalos, médicos. Por ejemplo: UBER, conciertos, teatro, cine, alcohol, cigarros, postres, celulares lujosos, planes de celular altísimos, membresías multiclub en gimnasios o pagos mensuales a apps que en realidad no ocupas. Todo aquello que no aporta VALOR. 
  3. Suma todo eso y compáralo con lo que ingresas cada mes. ¡Si se pasa, vas mal!
  4. Revisa qué debes recortar en los gastos variables. Aquí entra el GASTO HORMIGA (lo del OXXO, refresco, cigarros, golosinas, café caro, estacionamientos, “viene viene” todo eso que pagas y parece que no lo hiciste). 

Algunos ajustes que puedes hacer: Ahorrar en restaurantes, bares, delivery ¡reduce la frecuencia con que vas; evita bares y antros, mejor reuniones en casa; quita la tv por cable o reduce la cantidad de canales, analiza que OTTS ves; evita gastar en ropa y accesorios muy caros que no necesitas; si tienes membresía de gym, y no vas o aprovechas en sus totalidad ¡cancélala y entrena en casa! O paga una versión más económica. Para qué pagar un multiclub si solo vas a a un gym. Para qué comprar ropa “corriente” cada quincena, mejor compra buena ropa una vez a mes o al bimestre que te vestirá mejor y te durará más tiempo.

Considera como GASTOS FIJOS, también los gastos asociados a otros bienes, por ejemplo, el mantenimiento del departamento que rentas; o tener un carro caro en que cada servicio te cuesta un dineral o gasta mucha gasolina. 

TIP: Acuérdate que un auto saliendo de la agencia ya pierde 20% de su valor. No compres nuevo, mejor seminuevo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Robert’s (@roberts_mx) el

3. Invierte. Si recibes una lana (liquidación) es mejor que pongas el dinero quizás en cetes a 28 días que te dan buen rendimiento y este está relativamente disponible para cualquier contingencia.

IMPORTANTE: Si tienes inversiones en bolsa, no quieras alocarte ahora y vender. Mejor deja el dinero ahí o si quieres arriesgarte a comprar barato, ten en mente el riesgo…

  1. Diversifica fuentes de ingreso ¡No tengas solo una fuente de ingreso! Si es o era tu caso; eso hace que tengas una fragilidad económica terrible! Pierdes una y pierdes todo. ¡Diversifica! Analiza qué otras habilidades tienes y ponlas en práctica. Desde vender cosas, redes de mercadeo o hacer trabajos como freelance. 

Por cierto, la gente con trabajo fijo no le da importancia a trabajos extra como freelance ¡y quieren cobrar por un trabajo corto lo que ganan una quincena en su chamba, por experiencia! Ahí se nota la falta de visión para pensar en que pueden llegar situaciones como la actual. 

¡Capacítate! Ya sea por medios de educación tradicional o por medios web en que hay muchos cursos, capacitaciones e incluso diplomados y otros grados; te costarán mucho menos y estarás más actualizado. Ahora que estamos en una mega digitalización, hacen falta profesionales que dominen habilidades como:

  • Diseño gráfico
  • MKT digital
  • Trafficker
  • Editores de video para redes (no es lo mismo que uno para medios tradicionales o pantallas grandes)
  • Fotógrafos expertos en retoque digital
  • Especialistas en WordPress y hosting
  • Expertos en SEO
  • Copywriters
  • Entre otras profesiones que antes no se consideraban indispensables y ahora los son.

¿Tienes coche? ¡Mételo de UBER! Puedes ganar una lana extra, y si compraste el coche a crédito, es una forma de que se pague solo. 

  1. Si te despiden ¡Córrele a la oficina del IMSS -tu subdelegación- a pagar tu seguro medico para la familia! No puedes arriesgarte a padecer una enfermedad y no tener con qué solventarla, por un año puedes pagar desde $4,650, hasta $12,750 la máxima cuota, para mayores de 80 años. No hay fondo de emergencias que aguante un problema médico serio. 
  2. ¡Evita recurrir a tus seguros del retiro! ¡No te conviene, salvo que sea una emergencia! Cobran penalizaciones muy altas para entregarte el dinero antes, y sales perdiendo ¡me pasó!  
  3. ¡No uses las tarjetas de crédito como extensión de tu sueldo, o como tu sueldo! Aguas con las tarjetas de créditos y los MSI. Hay que considerarlos en tus presupuestos, ya que de momento parece poco pero es algo que igual vas a pagar y si dejas de hacerlo genera intereses. Se vale usarlas, cuando eres totalero, y pagas puntual, ayuda a darte puntos, recompensas por algo. 
  4. Reestructura tus deudas. A pesar de que efectivamente te seguirán cobrando interés, aunque te inscribas a los programas de ayuda; al menos sabrás que no entrarás a buró de crédito; y que aunque pagues intereses, serán menores a los que te cobrarían si no te inscribes a ese servicios. Por los intereses moratorios.
  5. ¡NO tomes decisiones financieras de forma impulsiva! Y esto va desde para unos zapatos, un teléfono, hasta para cambiar de coche o casa. Ahora no es el momento, salvo que sea algo pensado y para ahorrar a futuro, por ejemplo, tal vez vender tu carro de lujo, para comprar uno más económicos, que requiera menos mantenimiento, o un seguro más bajo. En general, los expertos dicen que cualquier inversión o gasto mayor al 20% de tu ingreso anual esperado ¡debes someterlo a análisis! Al menos comparar precios; y revisar si es confiable ¡hay inversiones maravillosas que resultan fraudulentas! Piensa si algo ¿es prioridad ahora? 
  1. ¿Cómo evitar quedarnos sin dinero o qué deberíamos haber hecho para llegar sanos financieramente a cualquier crisis?
  1. Tener un presupuesto de ingresos y egresos. ¡Y seguirlo! 
  2. Listados diarios y semanales de ingresos y egresos tanto en efectivo, tarjeta y MSI, que van desde el pesito pal que te limpió el parabrisas hasta el café de lujo.
  3. Crea un fondo para emergencias: Debe ser de 3 a 6 meses de tus gastos fijos. Si ahorras más del 10% de tus ingresos totales al mes ¡ya es ganancia! Y lo importante sería no solo ahorrarlo sino invertirlo en Cetes o fondos de inversión que te den mayor rendimiento. Incluso en dólar, oro u algún otro medio que no pierda valor, 
  4. Ahorro con propósito: ¡piensa en algo que te vas a comprar! Desde un coche, casa, departamento, super computadora o un viaje.
  5. Huye de la deuda, salvo para que la contraigas para generar valor: un negocio un bien raíz. Pero la mayoría cae en posición de deuda por deseos y no necesidades.

¿Cuáles son las diferencias entre necesidades y deseos?

    • Si puede vivir sin eso 3 meses, es un deseo no una necesidad ¡no lo compres! ¡Procrastina o cómpralo pensando que solo te dará un poco de placer y ya!
  1. Paga siempre primero la deuda más cara o si tienes varias, consolida tu deuda de tal forma que solo tengas un acreedor y que se reduzca el interés general que debes pagar. Hay bancos y varias empresas que lo reestructuran.

¡Sigue estas recomendaciones y mejor estar preparado e informado para cualquier circunstancia no prevista!