Inicio Entretenimiento Entrenar HIIT quita el hambre y quema grasa

Entrenar HIIT quita el hambre y quema grasa

El entrenamiento de alta intensidad da menos hambre, según investigaciones.

De acuerdo con un estudio reciente en The Journal of Endocrinology, cuanto más entrenes, menos hambre tendrás. Investigadores británicos descubrieron que, al correr, se reducen los niveles de grelina acilada (la hormona que indica si tienes hambre o no), así mismo reportaron niveles de hambre en hombres activos.

David Broom, Ph.D., el encargado del estudio y profesor de ciencias del ejercicio de la Universidad Sheffield Hallam en Inglaterra, dice que la reacción aparentemente hacia atrás probablemente tenga que ver con la evolución: “Caminar largas distancias y sentir hambre podría llevarte a buscar comida. Sin embargo, si te sientes en peligro y tienes que huir o luchar, lo último de lo que quieres preocuparte es tu hambre”.

Investigadores británicos descubrieron que ir a correr redujo ambos.

“La sangre se desvía del estómago cuando haces ejercicio, por lo que hay menos suministro de grelina acilada”

Explica Broom, profesor de ciencias del ejercicio en la Universidad Sheffield Hallam en Inglaterra.

Pero la duración del entrenamiento no marcó la diferencia: siempre y cuando se mantuviera el mismo ritmo fácil a moderado, los hombres que terminaron una carrera de 90 minutos tenían los mismos niveles de grelina suprimidos que después de una carrera de 45 minutos. Esencialmente, su grelina disminuye hasta cierto punto y se mantiene constante a medida que avanza hasta que deja de moverse, momento en el que los niveles de la hormona del hambre comenzarán a aumentar nuevamente, explica Broom.

La parte más interesante, sin embargo, viene cuando subes un poco la intensidad: los atletas se sentían menos hambrientos después del entrenamiento cuando tenían un ritmo cardíaco por encima del 75 por ciento de su máximo en comparación con debajo de él, sin importar la duración. De hecho, Broom agrega que incluso un sprint de 30 segundos demostró ser lo suficientemente intenso como para afectar los niveles de la hormona del hambre.

Si bien el estudio fue pequeño y exclusivamente en hombres, la investigación anterior apoya la represión de la grelina y el apetito ante el ejercicio, y Broom señala que su equipo ha demostradoque estos resultados probablemente sean los mismos para las mujeres. Si estás tratando de frenar tu consumo de calorías, sudar a una intensidad más alta puede ser útil.