Inicio Ada Carrillo El ejercicio y tus emociones

El ejercicio y tus emociones

Posturas de yoga que ayudan a equilibrar las emociones

Compartir

Por Ada Carrillo

Instructora de yoga @adacarrillo 

¿Qué tiene que ver hacer ejercicio con las emociones? ¡Todo!

El cuerpo es el canal directo a nuestras emociones, es esta brújula que nos indica como se siente el corazón.

Cuando hacemos ejercicio además de liberar sustancias que nos provocan una sensación de bienestar, logramos entrar en contacto con nuestro estado ánimo, con la respiración y con el presente.

¿Te has fijado en las personas que tienen una postura encorvada, como si cargaran el peso de la vida sobre la espalda? ¿O aquellas que van con el pecho de frente y los puños cerrados, defendiendo e imponiendo sus ideas a los demás? Esto nos habla del estado emocional de una persona.

Las enfermedades tienen una relación directa con nuestra salud emocional. Las molestias respiratorias, la colitis, gastritis, úlceras, dolores de cabeza, cansancio crónico, etc; nos hablan de que nuestras emociones no están en orden.

La actividad física es una válvula de escape ante las tensiones y presión que experimentamos diariamente.

Al hacer ejercicio tenemos una mejor respuesta ante el estrés y la ansiedad porque el cerebro libera una serie de hormonas que nos hacen sentir felices y en calma.

Cuando vamos integrando una actividad física a nuestros días y lo convertimos en un hábito ejercemos la voluntad, lo que nos ayuda a reconocer la capacidad que tenemos de alcanzar nuestros propios objetivos.

Ejercitarnos reduce la depresión e incrementa el flujo sanguíneo en nuestro cuerpo, por lo cual, el cerebro está más oxigenado ayudándonos a tener mayor claridad y a tomar mejores decisiones, menos reactivas y alejadas de la culpa. Y que bien se siente dejar de reaccionar ¡por todo! ¿o no?

Hay actividades como yoga, natación o carrera que te permiten entrar en contacto con la fluidez de tu respiración, lo que te trae al momento presente, haciendo un pausa ante los pensamientos del pasado y la ansiedad del futuro.

Así que si te sientes triste, frustrado, enojado; es momento de comenzar a ejercitarte y permitir que las emociones tengan un canal de salida y no se queden atoradas en el cuerpo.

Estas posturas de yoga son excelentes para equilibrar las emociones:

Uttanasana

el ejercicio y tus emociones UTTANASANA 1

Postura del árbol

EL ARBOL el ejercicio y tus emociones

Viparita Karani

VIPARITA KARANI el ejercicio y tus emociones 1
No olvides realizar por lo menos 5 respiraciones profundas en cada postura, inhalando y exhalando por la nariz.

¿Cómo están tus emociones hoy? ¿Listo para ejercitar?

Namaste.
Ada Carrillo

Dejar una respuesta