Inicio Ejercicio Tips de ejercicio 5 mitos de la quema de grasa, parte 2

5 mitos de la quema de grasa, parte 2

Si quieres abdomen marcado, sigue estos consejos

cuantas abdominales para bajar la panza, las pesas endurecen la grasa
Strong athlete lifting weight while lying on mat

El máximo símbolo de «quemar grasa» es lograr un abdomen plano ¡o marcado! Por eso, van estos consejos para marcar el abdomen.

Uno de los objetivos más recurrentes entre la banda fitness es estar “marcado” o tonificado, es decir; tener buen desarrollo muscular (músculos firmes y trabajados) y muy poca grasa.

¡Ojo! Muchos caen en la falacia de que para estar marcado, solo hay que concentrarse en quemar grasa porque los músculos están debajo de esa capa

¡y sí! Pero si no están desarrollados no se verán ni van A notarse. Por eso van estas verdades y mitos, alrededor del tono muscular, para que logres tu objetivo:

I. Si quieres abdomen marcado hay 3 pasos:

  1. Dieta muy baja en carbohidratos simples refinados.
  2. Trabajar abdomen hipertrofia, es decir, ejercicios con peso o colgado, que implican mayor trabajo del músculo, lo que promueve su crecimiento. Esto lo puedes sentir si logras hacer solo 8 a 10 reps.
  3. Si puedes hacer más de 20 ¡Es un trabajo de fuerza resistencia! Estás fortaleciendo el músculo; activando la zona para movilizar la grasa, pero no están “creciendo” los cuadros.

II. Haz ejercicios de fuerza y cardio en formatos HIIT.

III. Haz trabajo de fuerza además de ser clave para que tengas una figura firme y tonificada; te ayudará a mantenerte joven, ya que tus movimientos serán más seguros, contundentes y tendrás una mejor postura.

Además, entre más masa muscular tengas, tu metabolismo se hará más rápido, lo que quiere decir que podrás comer más sin engordar.

La gente que al dejar las pesas engorda es porque sigue comiendo como si hiciera ejercicio todavía. Esto sucede en cualquier situación en que la actividad física descienda y no hagas un ajuste directamente proporcional en tu dieta diaria.

A menor actividad física, menos comida, si no quieres incrementar peso y talla.
Al entrenar fuerza, los músculos se tensan y si es un trabajo orientado a la hipertrofia, crecen. Lo cual lejos de perjudicarte es benéfico, ya que entre mayor masa muscular tengas (¡Ojo! No quiere decir que tendrás VOLUMEN), tu cuerpo gastará más kilocalorías provenientes de la grasa para mantener el tejido muscular y reducirás kilos de grasa y tallas, más rápido.

IV. ¡No es necesario hacer muchas abdominales! Estudios han demostrado que si quisieras perder ½ kilo de grasa haciendo abdominales, deberías hacer 250,000 repeticiones. O sea, alrededor de 100 diarias durante 7 años; siempre y cuando lleves una dieta acorde a tus objetivos.

V. El músculo no se vuelve grasa, lo que ocurre son 2 cosas:

  • Al dejar de estimularlo, pierde tensión y
  • podrías ir perdiendo masa muscular por procesos degenerativos propios de la edad o resultado de malos hábitos alimenticios y de sueño.

Se dice que se vuelve grasa, porque generalmente cuando dejamos el ejercicio, seguimos comiendo lo mismo o más, y como consecuencia ¡Engordamos!

Para más consejos checa la parte 1 AQUÍ.

¡Ya tienes la información! Ponte las pilas y únete al reto Adios Lonja Paleo o Keto ¡para marcar el abdomen!