Inicio carrera Cómo quitar el dolor de caballo

Cómo quitar el dolor de caballo

Por Rafael Álvarez Fariña 
Licenciado en Educación Física, con Posgrado en Entrenamiento Deportivo y Master en Gestión Deportiva 

Dolor de caballo, por qué da y cómo quitarlo.

Es tan común que podríamos asegurar que todos lo han sentido, una contracción particular que te dobla de repente mientras corres o realizas ejercicio, tan particular que es prácticamente inolvidable, ese es el dolor de caballo. 

También conocido como dolor de flato no tiene una definición fisiológica exacta, el dolor de caballo generalmente está asociado a un cambio de intensidad de ejercicio o una alta intensidad del esfuerzo y netamente se trata de una presión sobre el diafragma; por eso es que regularmente se asocia su presencia directamente con la falta de actividad física. 

También conocido como dolor de flato no tiene una explicación fisiológica exacta, el dolor de caballo generalmente está asociado a un cambio de intensidad de ejercicio o una alta intensidad del esfuerzo y netamente se trata de una presión sobre el diafragma; y se asocia su presencia directamente con la falta de actividad física o baja condición.

El malestar se origina debido a un aporte insuficiente de sangre y a una irritación del músculo respiratorio (diafragma), al presentarse se siente dolor en la zona abdominal y diafragmática; además de una sensación de falta de aire. 

El malestar puede originarse debido a un aporte insuficiente de sangre o que debido a las oscilaciones de la carrera se produzca una irritación del músculo respiratorio (diafragma), al presentarse se siente dolor en la zona abdominal y diafragmática; además de una sensación de falta de aire. 

Bien, ahora ya sabemos ¿por qué nos da y qué es el dolor de caballo?, sin embargo, lo interesante es entender ¿qué hacer para evitarlo? Y antes de darte los cuidados para ello, es necesario desmitificarlo en un primer sentido… El dolor de flato no es producto del famoso: “eso te pasa por respirar con la boca abierta”. Es un dolor muscular originada por otros puntos que te presentamos a continuación. 

  • Ritmo de carrera: es indispensable conocer tu ritmo e intensidad de trote, no sobrepasarlo es esencial, ya que  una alta intensidad unida a un aporte de sangre insuficiente es un factor para el que se produzca el dolor de caballo.
  • Técnica de carrera: si tengo una técnica de correr mala o brusca es posible que las oscilaciones del cuerpo sean mayores y se dé un roce de la musculatura abdominal y el diafragma. (otra posible causa del dolor de caballo)
  • Respiración: si bien el dolor de flato no se origina por respirar únicamente por la boca, es recomendable llevar un control respiratorio adecuado que implique nariz y boca, ello para lograr un consumo y  aporte de oxigeno suficiente al organismo 
  • Ingesta de alimentos: evitar su consumo en tiempos cercanos al entrenamiento o la carrera, ya que si la zona abdominal está haciendo su trabajo de digestión, se limita el aporte de sangre a otras zonas musculares.

Ya sabemos que hacer para evitarlo, pero 

¿Cómo quitar el dolor de caballo? 

  • Lo primero que hay que hacer es bajar la intensidad de la carrera y 
  • poner atención en la respiración, darle un ritmo consistente para lograr la recuperación. 
  • Ojo, esto se hace siempre y cuando el dolor nos lo permita: 
    • Apenas se tenga una molestia aguda es recomendable detenerse, y una vez parado se flexiona el tronco hacia adelante y se realizan inhalaciones profundas.   

Esto es dolor de caballo, trabaja en tu ritmo, respiración y técnica… evítalo o corrígelo y sigue rompiendo tus marcas. 

Rafael Álvarez Fariña es Director Adjunto de BECOME WATER
Licenciado en Educación Física, con Posgrado en Entrenamiento Deportivo y Master en Gestión Deportiva