Inicio Dr. Victor López Valerio Cómo evitar un esguince de tobillo.

Cómo evitar un esguince de tobillo.

Tips para evitar lastimarte los tobillos.

Compartir

Dr. Víctor López Valerio

Traumatología y ortopedia

Una de las lesiones más comunes dentro del mundo del atletismo es sin duda el esguince de tobillo. Ya sea corriendo, escalando una montaña o incluso en el gimnasio, nunca podemos ser lo suficiente precavidos y este tipo de incidentes pasan. Por esto, te comparto las mejores alternativas para evitar caer en esta situación.

Sorprendentemente, el esguince de tobillo representa el 38% de las lesiones del aparato músculo – esquelético.

Esta articulación es una de las partes más frágiles del cuerpo y se lesiona con frecuencia en actividades cotidianas, deportivas y recreativas.

Los esguinces del tobillo resultan del desplazamiento hacia adentro o afuera del pie, distendiendo o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda practicar una actividad física durante un periodo variable de tiempo. Sin embargo, con un tratamiento adecuado, los esguinces de tobillo en la mayoría de los casos se curan rápidamente y no se convierten en un problema crónico.

Tips para evitar que te lastimes los tobillos 

1.- Utilizar el calzado correcto: El hecho de utilizar el calzado adecuado durante las actividades que ejerzan tensión sobre el tobillo y otras articulaciones es importantísimo a la hora de evitar un esguince de tobillo, además debes de asegurarte que los zapatos se ajusten a los pies de manera apropiada.

2.- Realiza estiramiento antes y después de tu rutina: El estiramiento o calentamiento antes y después de practicar cualquier ejercicio debe de ser algo fundamental en tu práctica. Así mismo, debes de considerar evitar las actividades para las cuales no estés entrenado, el agotamiento y la sobre carga de ejercicio son factores importantes para el desgaste de los tobillos.

3.- Evita las superficies desniveladas: A la hora de realizar tu entrenamiento, es importante que el área en el que te desenvuelvas sea lo más firme posible puesto que si el terreno en el que practicas presenta desniveles, es más susceptible que sufras alguna torcedura.

4.- Empieza nuevas actividades de manera progresiva: Si deseas comenzar un nuevo programa de ejercicios o incrementar la intensidad de tu entrenamiento actual, es importante que lo realices de manera gradual. Ejecutar un nuevo movimiento o aumentar la intensidad de manera inmediata aumenta enormemente las probabilidades de sufrir una lesión en los tobillos.

5.- No ignores el dolor: La forma más sencilla de prevenir una lesión en el tobillo es escuchar a tu cuerpo. Si sientes algún dolor durante tu práctica, detente de inmediato, puesto que si fuerzas una articulación que está adolorida solo conseguirás incrementar la lesión.

Si desafortunadamente te encuentras afrontando un esguince de tobillo, recuerda que lo mejor que puedes hacer es acudir con los expertos en el área para que te brinden la mejor asesoría.

¡Contacta al Dr. Víctor López Valerio!

Dejar una respuesta