Inicio Influencers y Expertos Cómo controlar los antojos de comida dulce

Cómo controlar los antojos de comida dulce

¿Te ha pasado que cuando decides empezar con una dieta para bajar de peso, llega el momento menos pensado donde aparecen esos antojos irresistibles de comer lo que no deberías?

¿Te ha pasado que cuando decides empezar con una dieta para bajar de peso, llega el momento menos pensado donde aparecen esos antojos irresistibles de comer lo que no deberías?

Todo es cuestión de comprender el por qué se presentan e ir modificando algunos hábitos y adoptando otros nuevos.

Para ello te comparto algunos tips para controlar los antojos de comer lo que no deberías:

  • Pon toda tu concentración en tus metas. Cuando sientas que vas a caer en la tentación, recuerda tus objetivos. ¿Por qué quieres bajar de peso? ¿Qué beneficios te traerá lograrlo? Al enfocarte en esas metas se activan ciertas partes del cerebro que son capaces de bloquear los antojos.
  • Desayuna todos los días. Siempre se los he dicho, desayunar bien te ayudará a controlar mejor lo que comes el resto del día. El hábito del desayuno es una característica común en las personas que tienen éxito manteniendo el peso perdido a largo plazo.
  • Desayuna adecuadamente. Tu desayuno debe ser rico en proteínas y fibra y bajo en azúcar. Así, tardarás más tiempo en sentir hambre y controlarás mejor los antojos del medio día. Prueba, por ejemplo, un desayuno de huevo con nopales, tortilla de maíz, fruta picada con yoghurt y café sin azúcar, un sándwich de queso o atún con pan integral y verduras, toronja y té sin azúcar.
  • Incluye de 2 a 3 colaciones durante el día. Si dejas pasar demasiado tiempo entre una comida y la otra, es más fácil que el hambre te haga más susceptible de caer en alguna tentación cercana. Procura elegir frutas y/o verduras frescas, yoghurt o queso bajo en grasa, barras de cereal integral, semillas como las nueces, almendras o cacahuates.
  • Duerme tus 8 horas y practica técnicas de relajación. El estrés favorece la necesidad de “premiarse” con comida. Así que duerme bien y practica técnicas de respiración, para reducir tus niveles de estrés y favorecer el autocontrol.
  • Haz ejercicio. Esto no solo te permitirá quemar más calorías y tonificar tus músculos; sino que también te ayudará a darle salida al estrés y la ansiedad, por lo que es probable que sientas menos antojos.
  • Planifica tus comidas y tus compras. Tómate un tiempo para planificar lo que vas a comer y por ende lo que vas a comprar para toda la semana. Haz una lista, llévala contigo y no compres de más.
  • Mantén tu mente ocupada. Cuando comiences a pensar en las donas o las papas fritas que podrías estar comiendo, busca a alguien con quien hablar, vuelve a tu trabajo, lee un libro interesante o busca un nuevo hobby. Cosas como la jardinería o las manualidades pueden funcionar ¡Inténtalo!
  • No te prives por completo de tus platillos favoritos. Sólo ten en consideración que todos los excesos son malos, sin embargo, date la oportunidad de saborear tus platillos favoritos de vez en cuando. Elige un día a la semana y solo un platillo para consentirte cada vez.