Inicio GNC Beneficios del Omega 3 DHA en niños y adultos

Beneficios del Omega 3 DHA en niños y adultos

Qúe son, dónde encontrarlos y por qué tomar suplementos con Omega 3

    SPONSORED BY GNC    

A veces creemos que los suplementos son solo para adultos, y perdemos de vista que tienen gran importancia para el desarrollo y crecimiento adecuado en niños también. 

De hecho durante el primer año de vida no hay ninguna duda de que los ácidos grasos Omega 3 DHA esenciales son muy importantes para los niños, ya que están en una fase de desarrollo y necesitan importantes cantidades de DHA. Este está presente en la leche materna, mas la cantidad depende de muchos factores inherentes a la madre.

Los ácidos grasos Omega-3 se encuentran en alimentos como el pescado y la linaza, y en suplementos dietéticos como el aceite de pescado.

Los tres principales ácidos grasos omega-3 son: 

  • el ácido alfa-linolénico (ALA), 
  • el ácido eicosapentaenoico (EPA) y 
  • el ácido docosahexaenoico (DHA). 

El ALA se encuentra principalmente en aceites vegetales como el aceite de linaza, de soja y de canola. Los DHA y EPA se encuentran en el pescado y otros mariscos.

El ALA es un ácido graso esencial, es decir, que el organismo no lo produce, de manera que se tiene que obtener de los alimentos y de las bebidas que consumes.  El organismo puede convertir un poco de ALA en EPA y luego en DHA, pero solamente en cantidades muy pequeñas. 

Por lo tanto, la única manera práctica de aumentar las concentraciones de estos ácidos grasos omega-3 en el organismo es obteniendo los EPA y DHA de los alimentos y de los suplementos dietéticos. 

Tener un nivel óptimo de ácidos grasos (EPA y DHA) en el organismo (a lo que sin duda puede ayudar la suplementación de omega 3 de origen natural) puede ayudar a mejorar y desarrollar una vida más normal.

¿Por qué son importantes los ácidos grasos Omega-3? 

  • Los ácidos grasos omega-3 son componentes importantes de las membranas que rodean cada célula en el organismo. Las concentraciones de DHA son especialmente altas en la retina (ojo), el cerebro y los espermatozoides. Los omega-3 también proporcionan calorías para dar al organismo energía y tienen muchas funciones en el corazón, los vasos sanguíneos, los pulmones, el sistema inmunitario y el sistema endocrino (la red de glándulas productoras de hormonas).
  • El DHA es la abreviatura de ácido docosahexaenoico, es uno de los dos ácidos grasos omega-3 de cadena larga que se producen en todo el cuerpo. Es una grasa estructural importante en el cerebro y la retina. 
  • Los bebés necesitan DHA principalmente para un sano desarrollo cerebral y ocular, especialmente durante sus primeros seis meses de vida. A los bebés prematuros a menudo se les administran suplementos de DHA, ya que gran parte de este ácido se obtiene durante el último trimestre del embarazo
  • Cuando se ha cumplido un año, el cerebro está formado; tras esa fase, únicamente hay que reponer el DHA consumido para mantener el nivel adecuado de EPA Y DHA.

¿Dónde se encuentra el Omega 3 DHA en nuestro organismo? 

El DHA forma parte de las membranas de las células de nuestro organismo y se puede encontrar en mucha mayor cantidad en las membranas de las uniones entre las neuronas (células cerebrales) y en las células (fotorreceptores) que se encuentran en el ojo y son responsables de la visión.

¿A todos los niños se les puede dar?

Según algunos estudios es bastante habitual que algunos niños que padecen TDA, también tienen niveles bajos de Omega 3 y está comprobado que la ingesta de este suplemento mejora la condición. De la misma manera, en niños con autismo o Síndrome de Asperger. Para este efecto las dosis de Omega 3 deben ser algo más altas que las recomendadas. Consulta a tu pediatra sobre la cantidad óptima para cada circunstancia. 

Y como adultos ¿por qué tomarlos? 

  •   Son un componente esencial para las neuronas, su carencia se asocia con pérdida de memoria, problemas de conducta y falta de concentración. El trastorno más frecuente es el TDAH (Déficit de atención, hiperactividad)

  • Los Omega 3 en la piel forman parte de la secreción grasa que la protege y reduce la sensibilidad. Su carencia se asocia con la aparición de la dermatitis atópica.
  • En la sangre son parte de las “grasas buenas” que limpian el colesterol malo de las arterias, evitando infartos y embolias en la edad adulta.
  • Reducen la tendencia a la inflamación de las vías respiratorias evitando así el asma.

Los alimentos más ricos en Omega 3 son:

  • Pescado azul: Salmón, atún, caballa, arenques y sardinas
  • Nueces y semillas: linaza, chía 
  • Aceites de plantas: aceite de linaza, de oliva, canola, soya
  • Aguacate, verduras de hoja verde: espinaca, lechuga, 
  • Crema de cacahuate
  • Avena

Conseguir que un niño coma este tipo de alimentos para estar sano es a veces complicado. Por lo tanto, a la hora de escoger un suplemento de Omega 3 para un niño, es importante que tenga niveles bajos de metales pesados y que se extraiga de forma que no lo degrade.

Children´s DHA de venta en GNC provee la porción optima de ácidos grasos esenciales a niños de 3 o más años de edad, con sabor a fresas está compuesto en un 100% de aceite de hígado de bacalao del Ártico, cuyo contenido natural es alto en ácido decosahexanoico (DHA según sus siglas en inglés) un importante ácido graso de la familia omega 3.