Inicio Araiz Arriola Rutina de velocidad para runners, rumbo a Maratón

Rutina de velocidad para runners, rumbo a Maratón

Nada más apasionante que correr bajo la lluvia

Compartir

Ayer salí de mi oficina en Santa Fé, cuando comenzó a llover fuerte. Pretendía llegar a correr a la pista de tartán que queda a varios kilómetros y mucho tráfico de por medio. Pues me tocó tomar coche, metro, caminar un poco ¡y finalmente llegué! Ya no llovía y comencé mi entrenamiento, que iba así:

Las repeticiones de 400m se sentían intensas, me cuesta trabajo ir corriendo y viendo el Garmin, así que saqué las primeras ¡a ritmo de 3:17!

Ya luego agarré el paso y, por ahí de la tercera, comenzó a llover cada vez más y más fuerte. Mi ropa se empapó y se pegó al cuerpo, los tenis encharcados y la pista también. Y en medio de la pista, como si no pasara nada, los equipos de futbol jugando con pasión,  con sus porras gritándoles desde la tribuna.

Cada vez que terminaba un 400 mi cuerpo despedía vaporcito, me inclinaba para tomar aire y sentía la lluvia dulce refrescar mi boca. Caminaba por la pista y era como estar enmedio de uno de esos comerciales chingones de Nike, viviendo con pasión mi deporte.

18579543_302295726861610_8690153985950089216_nY así siguieron más y más repeticiones matadoras, ¡casi dos horas de entrenamiento! Al final ya tenía náuseas. Fue delicioso y liberador. Poco después de las 10 de la noche, terminé el último 400, me senté sobre un charco de la pista y sentí como todo a mi alrededor era perfecto, ese momento era perfecto, yo conectada con mi mayor pasión viviendo a tope.

Les deseo muchos momentos así, que los hagan sentir vivos y con la energía a tope. Que la vida los empape, los revuelque y los despeine y lo disfruten al límite.

18380916_869046723261201_6915794230220685312_n

Dejar una respuesta