Inicio carrera ¿Por qué me duele la rodilla al correr?

¿Por qué me duele la rodilla al correr?

Compartir

La técnica para correr es de gran importancia, tanto para mejorar tu desempeño deportivo, como para evitar lesiones. Sin embargo, si durante años llevas corriendo de cierta forma, el querer hacer cambios drásticos de un momento a otro (como cambio de tenis o forma de correr), obligará a tu cuerpo a modificar la pisada intempestivamente y podrían venir molestiaso lesiones mientras te adaptas. Por ello debes hacer el cambio gradualmente y buscar unos tenis que se ajusten tanto a tu pisada, técnica y al terreno en que corres con más frecuencia.

La elección de tenis no es sólo por tu tipo de pisada, también influye la distancia que acostumbras correr o para la que te estás preparando. Si eres de distancias cortas, te convienen los que se modifiquen de acuerdo al movimiento del pie; se les conoce como tenis para pisada natural o barefoot. Para distancias largas, lo que necesitas es más amortiguación. Toma en cuenta que entre mayor sea el rebote que podría tener la suela, más probabilidad de que te lesiones las rodillas.

Otra causa de lesión tiene que ver con el tipo de marcha. Por ejemplo, en distancias largas, el caer de lleno con el metatarso (la bola del pie) hará que el impacto sea mayor y vaya subiendo a la rodilla (recuerda que lo ideal es caer con el borde lateral del talón hacia el del metatarso hasta generar la propulsión con el dedo gordo del pie). En el caso de velocidad, caer con el talón implica el mismo estrés en un contexto inverso.

En algunas tiendas deportivas y clínicas especializadas como Vlinder, hacen esta prueba de forma activa (mientras corres), que es el método ideal, ya que no es lo mismo estar estático que en movimiento. Además, evalúan cómo conforme te cansas haces modificaciones en tu trote, por lo que te hacen sugerencias integrales; y por supuesto, te dicen qué tipo de tenis te van. Los tipos de pisada más comunes son:

  • Pronadores: Se puede hablar de un arco que está colapsado o de bajo relieve; es decir, si cuando corres, juntas las rodillas. Si tienes ese tipo de pisada, podrías comenzar a desarrollar problemas, como dolor en los ligamentos internos de la rodilla.
  • Neutros: Es un arco natural sin exageraciones. No es necesariamente la mejor posición para corredores. Simplemente es una característica y debes elegir el calzado adecuado para no causar malos hábitos o movimientos al correr.
  • Supinadores: Al contrario del pronador, separas las rodillas. Es menos común. El arco plantar es notoriamente grande, la pisada se va hacia afuera. Se conoce como genovaro, (“piernas de charro” como si bajaras de 10 hrs de andar a caballo). Regularmente los hombros se recorren hacia atrás.

Dato interesante: En una final de 100m planos, casi ningún corredor tiene pisada neutra. La biomecánica de los velocistas es fundamentalmente pronadora -poco arco plantar-. La ventaja de ello es que al momento de apoyar, el tiempo que pasa entre que el arco se colapsa o aplasta y vuelve a su forma natural -transfiriendo energía elástica- es menor en comparación a un pie neutro o cóncavo.

11 Comentarios

Dejar una respuesta