Inicio carrera Mejora tu técnica para correr

Mejora tu técnica para correr

Compartir

La carrera es un deporte de impacto, es decir, cada vez que nosotros damos una zancada y colocamos el pie en el piso, se genera un impacto en cada uno de los huesos de nuestro cuerpo, comenzando con los que tienen contacto directo, como los del pie; pero el impacto no se para ahí, esa pisada tiene repercusiones en el resto, como en una cadena, hasta llegar a los huesos y articulaciones de la parte superior del cuerpo, espalda baja, alta o incluso en los hombros. Hay que tomar en cuenta que el pie es más complejo de lo que parece, ya que posee 26 huesos y 55 articulaciones.

gettyimages-femalerunner

Lo primero que debemos reconocer para identificar la manera correcta de correr es que no existen 2 personas iguales, es decir, la forma en la que pisa una varía de quien está al lado. Sin embargo, podemos identificar 3 tipos diferentes de pisada:
“Neutra”, “Prona” (cuando parece que existe un derrumbamiento del pie hacia la zona interna o del arco). Es decir, que se juntan las rodillas genu valgo, “Supina” (cuando se ofrece demasiado apoyo sobre la parte externa del pie, contrario a la pronación). Cuando las rodillas se abren, como “charro” dicen, genu varo.
Hay que identificar cuál es la forma de la pisada que manejas y si denotas que tienes una pisada Prona o Supina, lo mejor es asistir con un especialista para ver si se da porque nuestra estructura ósea nos obliga a estar en esa posición o si algunos de nuestros músculos no se encuentran trabajando correctamente y el cuerpo adquiere esa posición por falta de control.
Para evitar que el impacto de la zancada al correr tenga repercusiones hacia la parte superior del cuerpo, lo más recomendable es: “No pisar con el talón”. Por eso se recomienda usar tenis para correr “running shoes”. Existe calzado deportivo con tecnología, para absorción de impacto en el talón, ya sean resortes, gel, bolsa de aire, etc. Estos son más recomendables para el momento de caminar y no tanto para correr.

Runner_main

¿Cómo pisar al correr?

Lo que se recomienda, es aterrizar con la parte exterior del pie, es decir, con el hueso más lateral del pie, que sería lo más cercano a una pisada supina, amortiguando de esta forma la caída del cuerpo sin que tenga repercusiones más grandes sobre las demás articulaciones como en la rodilla o cadera.

Durante el período de apoyo, la articulación del tobillo irá cambiando hacia el lado interno del pie cambiando de la supinación a la pronación con la finalidad de absorber el choque o adaptarse al terreno.

A medida que el punto de apoyo va haciéndose hacia adelante, se va pronando o apoyando hacia la parte medial del pie hasta terminar despegándose del suelo con el dedo gordo que es el más indicado anatómicamente para realizar el lanzamiento, por su estructura y grosor.

Por otra parte, el arco del pie descenderá hacia el suelo generando un mecanismo de absorción de energía para después poder liberar dicha energía de forma elástica cuando el pie se encuentre fuera del piso y retome la forma de arco, todo esto para poder hacer más eficiente la carrera.

Two women running for exercise

Hay que tener en mente que un corredor de velocidad cambiará el apoyo realizando toda su prueba apoyándose casi en su totalidad sobre las primeras 2 cabezas metatarsales (punta). Por todo esto, deberás tener en cuenta cual es la distancia que recorres para utilizar la técnica correcta durante la carrera.

Si corres 5K así:

Ricardo Durón Molina
Master en Biomecánica aplicada al ejercicio
Especialista en activación muscular M.A.T.

Dejar una respuesta