Inicio Nutrición Beneficios de comer grasas

Beneficios de comer grasas

Compartir

Grasa Quema Grasa

El cuerpo necesita tres macronutrientes para tener energía: Carbohidratos, proteínas y grasa. Un gramo de grasa provee más del doble de energía que un gramo de cualquiera de los otros dos macronutrientes (9 vs 4). Cuando no incluyes nada de grasa en tu dieta, es como si no tuvieras combustible para quemar calorías; el cuerpo requiere energía para realizar el metabolismo adecuadamente. En 2007 un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que consumiendo ácidos grasos puede potencializarse el proceso metabólico.

Algo más, la grasa “vieja” almacenada en los tejidos periféricos del cuerpo –alrededor del vientre o en el trasero (también llamada grasa subcutánea)- no puede ser quemada con facilidad sin grasa “nueva” que ayude en el proceso según los investigadores de la Washington University School of Medicine de St. Louis. La grasa dietética nos ayuda a romper la grasa que existe activando las PPAR-alpha y eliminando la grasa “vieja” a través del hígado.

la-grasa-de-su-vientreLa Grasa Te Mantiene Lleno

La grasa no es un nutriente fácil de digerir, se adhiere alrededor del sistema digestivo durante más tiempo que otros nutrientes. De acuerdo a la Clínica Mayo, las grasas monoinsaturadas también pueden ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, esto se traduce en que te sientes más lleno y no tienes el efecto de estómago vacío que provoca ir corriendo al refrigerador antes de la hora de comer.

grasas-saludables-que-deberias-comer-a-menudo-1
De hecho un estudio realizado en 2008 por la Universidad de Pamplona, en Navarra, España, señala que las dietas con altos contenidos de ácidos grasos omega-3 –un tipo de grasa poliinsaturada que el cuerpo solo puede adquirir por medio de los alimentos- crea una gran sensación de saciedad inmediata por las dos siguientes horas después de la cena, a diferencia de las comidas con bajos niveles de estos ácidos grasos.

No es una sorpresa que quienes consumen niveles moderados de grasas en su dieta probablemente sigan sus planes alimenticios con más facilidad, a diferencia de quienes consumen bajos niveles de grasa en su alimentación diaria. ¿El resultado? Más pérdida de peso.

La Grasa Te Hace Feliz

Todo mundo dice que llevar una dieta al pie de la letra, es horrible. Comer rico te hace feliz, pero las versiones de alimentos bajos en grasa simplemente no producen esta felicidad por una razón sorprendente y es que ¡podemos saborear la grasa! y no únicamente la sal, el azúcar u otros mejoradores de sabor.
Recientes investigaciones de Purdue University, muestran que nuestros receptores de sabor pueden detectar la grasa en la comida, lo cual ayuda a explicar por qué los alimentos bajos en grasa, no satisfacen nuestro antojo por ella. De acuerdo a esta investigación, la grasa podría considerarse por completo como un nuevo sabor básico, diferente a los que por mucho tiempo hemos considerado como los 4 sabores básicos: dulce, salado, ácido y amargo.Los-signos-y-síntomas-que-su-cuerpo-necesita-más-Omega-3

Y en otra feliz noticia “grasosa”, los ácidos grasos omega-3 pueden potencializar los niveles de serotonina en el cerebro, ayudando a mejorar el estado de ánimo, aumentando la motivación y evitando que devores una gran pizza como si de tu trabajo se tratara. De acuerdo al National Institute of Mental Health, 3.5% de mujeres y 2% de hombres han sufrido al ser diagnosticados con trastornos severos de desorden alimenticio, mientras que millones de personas más, comen ocasionalmente por cuestiones emocionales.

La Grasa Construye Músculo

“Comer grasas buenas y un programa efectivo de ejercicio puede incrementar el músculo”, esto es lo que nos dice la entrenadora y propietaria de ‘Resultados Fitness’, Rachel Cosgrove, quién ha notado que el incremento de masa muscular es vital para aumentar el metabolismo y así quemar calorías dentro y fuera del gimnasio. En 2011, un estudio publicado en Clinical Science, examinó durante 8 semanas los efectos de una alimentación rica en grasas poliinsaturadas en adultos de entre 25 y 45 años y encontró que esta grasa, incrementa las concentraciones de proteína y el tamaño de las células musculares en el cuerpo. Estudios previos, han encontrado que los ácidos grasos omega-3 estimulan la síntesis proteica en el músculo y en adultos mayores pueden regular la pérdida de masa muscular durante la vejez.

Woman measuring athletic's man biceps.

La Grasa Hace Que La Comida Sea Más Nutritiva

Pruebas clínicas de la University of Minnesota Medical School, confirman que muchos nutrientes incluyendo las vitaminas A, D, E y K, son liposolubles (solubles en grasa), lo que significa que el cuerpo no puede absorberlas si no tiene grasa. Si tu cuerpo no está absorbiendo nutrientes correctamente, puede conducirte hacia deficiencias vitamínicas y traer como consecuencias piel seca, ceguera, huesos frágiles, dolores musculares y mala coagulación sanguínea.

Estas vitaminas también son esenciales para mantener la energía, concentración, salud muscular y contribuyen para mantener un peso saludable. La Vitamina E, por ejemplo, es un potente antioxidante que ayuda a mantener tu metabolismo, mientras que los niveles de Vitamina D aumentan la capacidad del cuerpo para perder grasa, especialmente en la región abdominal.

beneficios-de-la-vitamina-E

Así que, al preparar una gran ensalada con alimentos ricos en nutrientes como espinacas, jitomates y zanahorias, agrega un gran chorro aceite de oliva pues contribuirá a aportar las vitaminas que necesitas.

Traducción Daryl Soto

Dejar una respuesta