Inicio Mente y cuerpo 5 datos de Nutrición Saludable: Comida y emociones

5 datos de Nutrición Saludable: Comida y emociones

Compartir

1) Come un ingrediente en cada comida. De acuerdo con la Dieta del Sabor Justo. Este plan sugiere que basta con que reduzcamos cada comida a un único ingrediente para comprobar que el apetito disminuye de manera considerable. Este efecto, que recibe el nombre de “saciedad sensorial específica”, es responsable de que comamos más cantidad cuanto mayor es la variedad de sabores en un plato. Además, según los expertos, explica por qué después de una comida abundante, a pesar de sentirnos completamente saciados, siempre nos queda un hueco para el postre.

recetas-de-cocina-faciles-para-hacer-en-casa-4 (1)2) ¡Sólo proteína vegetal! Las personas que se inclinan por el veganismo o vegetarianismo, no comen alimentos de origen animal, por lo que en ocasiones –sin asesoría adecuada- pueden presentar deficiencias de algunas vitaminas y minerales (complejo B, hierro, zinc). Por eso, además de suplementarse, hay que incluir fuentes de proteína vegetal como leguminosas, nueces, semillas. La soya y el alga espirulina son algunas de las que tienen todos los aminoácidos esenciales. Puedes recurrir a proteína en polvo de alta calidad como: proteína de arroz integral, chícharos, soya; contienen niveles altos de aminoácidos de cadena ramificada.

Qué-son-las-leguminosas1-640x4003) Alimentos para el buen humor: Omegas. En el año 2000, el psiquiatra Andrew Stoll, de la Universidad de Harvard (EE UU), demostró que los ácidos grasos omega-3, presentes entre otros alimentos en las nueces, tenían un efecto antidepresivo y estabilizaban el estado de ánimo. Este ácido graso no es el único ingrediente con efectos antidepresivos. La tristeza crónica también puede achacarse a bajos niveles de aminoácido treonina, un desequilibrio que, tal y como demostraron hace poco científicos del Princenton Brain Bio Institute, se puede combatir añadiendo a la dieta un puño de semillas de sésamo.

alimentos-omegas-omega34) Alimentos que te activan y otros que relajan.

Las proteínas de los huevos, la carne o el pescado aportan al cerebro tirosina, un aminoácido que aumenta la producción de los neurotransmisores que mantienen la mente alerta, concentrada y productiva.
Los carbohidratos causan relajación. Al liberarse insulina en sangre, sube la cantidad de serotonina que da bienestar y ayuda a conciliar el sueño. Al mezclarlos con proteína, el efecto calmante se anula.

carbohidratos complejosSi las proteínas consiguen espabilarnos y aceleran el pensamiento, la relajación suele venir de la mano de los hidratos de carbono (patatas, pasta, arroz, miel, plátanos, frutos secos, palomitas…).

5) Adicción a los alimentos. ¡Sorpresa? Grasas y azúcares pueden causar adicción. De acuerdo con la neuróloga estadounidense Ann E. Kelley, hay alimentos que causan adicción, por los opiáceos endógenos naturales, unas sustancias sintetizadas en nuestro propio cerebro que incrementa el apetito. Uno de estos opiáceos, la encefalina, nos empuja a consumir comida, especialmente grasas y azúcares, más allá de nuestras necesidades energéticas. Además, estas sustancias estimulan el núcleo accumbens, que es un área cerebral encargada de registrar las sensaciones de placer y de recompensa ante estímulos como la comida o las drogas, favoreciendo de este modo un comportamiento adictivo.

voraz

Dejar una respuesta